Follow by Email

miércoles, 15 de julio de 2015

Animales, trabajo, ayuda, recuperación, cariño y valores humanos. Paraíso Carlisa.

Entrañables y recientes imágenes de los voluntarios trabajando con los animales, dándoles todo el cariño y haciendo que la recuperación de estos sea lo más pronta y positiva posible.


El voluntario debe poseer un perfil idóneo y ceñirse a un programa de trabajo ya establecido en virtud de las características de los animales. 


Nuestro trabajo básicamente consiste en:

Los animales del centro no nos pertenecen, son del estado y pueblo de Costa Rica, nosotros solo los tenemos en adopción y cuido, para llegar a una meta, su liberación en un entorno seguro.

Voluntaria y pizote.
Los animales del centro llegan por causas diversas, como decomiso por: estar enjaulados desde su infancia como mascotas, por accidentes, o por haber perdido su habitad y encontrarse en entornos urbanos o en carreteras.

Bebe mapache llegó al centro dos semanas atrás.
Nuestra misión es tenerlos (siempre que sea posible) no mas de 6 meses en recintos cerrados, durante ese tiempo se le realizan análisis clínicos veterinarios, para ver su estado de salud, se equilibra su dieta y se evalúa su posibilidad de reinserción total o semi-libertad controlada.


Voluntarias; trabajos cotidianos de limpieza en zonas para alimentos de animales.
Un 30% son idóneos para su liberación tras 1 o 3 meses de observación ya que aun no están humanizados. No solo consiste en liberarlos, hay que readaptarlos para alimentarse, vigilar que no invadan zonas rurales para conseguir alimento (ya que se exponen a que los dañen, por cazar animales domésticos o cultivos) y ver su adaptación al hábitat.

Voluntaria Virginia, y Pizote de nombre Nina.
Un 50% presentan dificultad para su readaptación al medio salvaje, a estos tardamos desde 6 meses a un año o mas, antes de los 6 meses salen de los recintos enjaulados para pasar a recintos de semi- libertad, les enseñamos a buscar alimento, a no ser cazados por otros animales etc.…

Cascada Salto del Indio, entorno Centro de rescate.
Un 20% no son actos para vivir en libertad total, estos animales están tan humanizados que algunos presentan trastornos de comportamiento,  pierden apetito al separarlos de los humanos, los mas evolucionamos, llegan a la depresión, y lo entienden como un abandono, se les intentan readaptar igual que a los otros animales. Pero quedan en la zonas cercanas a los recintos para que no vuelvan a ser cazados y enjaulados como mascotas, están en libertad controlada, pero no se les libera en el bosque.

Nosotros solo podemos tener un numero limitado de animales para que no estén hacinados,  por lo que se hacen traslados a otros centros, otros demasiado domesticados se ceden a instituciones gubernamentales para que se haga educación ambiental, tenemos en cuenta que desde su nacimiento solo han visto humanos y vividos en jaulas.

Voluntaria (Puerto Rico) interactuando con mono araña.
El centro se subvenciona económicamente con los ingresos y ayudas provenientes del hotel Paraíso Carlisa de manera exclusiva, no dependemos económicamente de las donaciones empresariales, gubernamentales o particulares, así conservamos nuestra libertad y podemos ser objetivos y críticos.

Voluntarios imagen archivo 2014
El centro supera controles externos por parte del ministerio para asegurarse que nuestra labor esta siendo realizada de forma correcta para el bienestar de los animales. 











No hay comentarios:

Publicar un comentario